Algoritmos Google 5/1/2017
Qué debemos saber de los algoritmo de Google para comprenderlos
Lo que debes saber para posicionarte en Google

Internet es una fuente poderosa de información y lo que empezó como un simple catálogo comenzó a tomarse en serio como una herramienta ineludible. Bien se dice que no existen ignorantes, existe gente sin conexión.

Por lo mismo, es necesario cada vez más de sistemas que sepan interpretar esa información, y luego utilizarla de provecho. Las empresas necesitan de ese conocimiento y se preparan para cubrir las necesidades que de ello resultare.

La primera necesidad es aparecer precisamente en los buscadores, Google como buscador hegemónico, y no de cualquier manera, sino con las palabras precisas, aquellas que lo conectarán con los usuarios que se convertirán en clientes.

En esa situación, coinciden con las funcionalidades que quieren ofrecer los buscadores, unir empresa y cliente.

Es en esa dirección que los algoritmos de Google diseñan sus estrategias de análisis de contenido.

Como toda actividad económica importante, encontrar a la empresa a través de las búsquedas se ha vuelto una necesidad imprescindible para el éxito de cualquier sitio.

Los famosos algoritmos de Google lo son porque organizan un conjunto de actividades que los SEO posicionamiento deben tener en cuenta para organizar la difusión de los sitios para conseguir el posicionamiento web; sin embargo, hay algo importante para considerar en los algoritmos, la razón de su evolución no es meramente por mejor tecnología, técnicas de programación, cambio de tendencias, sino por la gran cantidad de trucos con que muchos pretenden manipular a Google.

Los algoritmos Google en la actualidad son verdaderos expertos en desenmascarar trucos para manipular sus procesos.

Algunos son conocidos y nadie caería en ingenuidades, pero otros son muy elaborados.

Por ejemplo, se detectó uno muy astuto, que usa la característica humana de la transgresión: la ambición de muchos, ya sea por necesidad, infidelidad o lo que sea de abrir mails ajenos, entonces caen en el tipo de trampa que apela a ese aspecto de los humanos que es la curiosidad o el acoso, y proponen páginas que te enseñarán a hacerlo. Es común caer en ellas, te prometen que podrás abrir mails de Hotmail, Yahoo o Gmail, sólo para caer en dos tipos de trampas.

En una de esas trampas te solicitarán dinero para ver el resultado, el dinero será o por depósito en una cuenta o por llamada a un celular en el que te cobrarán el acceso. Sepan que no es posible hackear de ningún modo que se publicite en ninguna página, cuando los hacker realizan esa acción se la callan bien y nadie va a estar regalando el método de esa forma. Luego también hay que descontar que sea tan fácil.

El otro truco es que te llevan de una a otra página, en las que te obligan a hacer clic aquí y allá sólo para caer en páginas que son publicidad de algo que no tiene nada que ver con lo que te hizo entrar. Esta clase de páginas supuestamente consigue clics, pero no son productivos, Google neutraliza fácilmente ese tipo de trucos, ya que uno de los requisitos para que un clic sirva es que provenga de una búsqueda a propósito, si provino de un tema y se encontró otro, Google ignorará el acceso.

En la descripción de la cantidad de trucos que se han inventado cada vez, se podrá detectar que los algoritmos de Google se modifican para a gran cantidad de situaciones que se crean para manipularlo, la forma torcida con que se quiere acceder al tan ansiado posicionamiento, mientras que hay muy pocas y claras indicaciones para llegar a buena posición, sin necesidad de esos trucos, la forma derecha, para lo cual la principal, es simplemente diseñar contenidos reales e informativos, referentes y al punto.

Es más difícil llegar por derecha porque requiere conducta y seriedad, pero también es más sostenible.

A veces, con trucos, logran posicionarse, lo que genera la falsa idea de haber conseguido el objetivo, pero es una situación falta que pronto se cae, ya que los procesos de Google no son únicos y en un momento, tardan, están distribuidos a lo largo de cierto tiempo, por ello, a veces parece que los malos ganaron, pero más tarde o más temprano uno de esos algoritmos detecta el truco y si ello ocurre, la represalia es dura, te introduce en el proceso de Sandbox, caja de arena, te congela en un limbo del cual es difícil salir, tendrás que hacer mucho más para recuperar la confianza de Google y retomar el camino del bien.

 

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

  Ana Abregú

www.anaabregu.com.ar

www.datagestion.com.ar

http://posicionamientoenbuscadores.datagestion.com.ar

 

Ana Abregú

 

posicionamiento web posicionamiento en buscadores algoritmos Google posicionamiento Gogle
estrategias para el posicionamiento posicionar en Google SEO posicionamiento técnicas de posicionamiento